La chica del parasol blanco

Tengo un cierto vacío con Chaplin, lo confieso, así que aproveché esta categoría para ver este corto que viene en mi viejo DVD de Candilejas y que nunca había visto. En este caso Carlitos es un albañil casado con una mujer terrible Phyllis Allen que aprovecha el día de paga para salir a tomar unos tragos con sus amigotes, usando los pocos dólares que logró esconder de su esposa. Luego de una noche de peripecias filmadas y coreografiadas con esa precisión chaplinesca que emociona , llega a casa de madrugada y es expulsado por su mujer furiosa. Este corto se vuelca decididamente hacia el lado del humor, evitando las notas emotivas que tienen otros trabajos de Chaplin, pero no por ello deja de hacer una crítica aguda y para ello nada mejor que el humor hacia las condiciones de trabajo, transporte y vivienda de los trabajadores.

Tomando esa idea, diseñé mi propio bingo con treinta categorías la mayoría tomada de aquella propuesta, pero algunas son de mi cosecha para cumplir durante el mes de abril. La idea es completar el mes con películas que nunca haya visto o que no haya visto en muchísimo tiempo y compartir mis impresiones en este espacio. Durante mucho tiempo quise ver esta película y debo decir que fue una experiencia agridulce. Pero el mayor atractivo de la película es sin dudas Bette Davis. Davis fue nominada a mejor actriz por este rol pero perdió la estatuilla frente a Claudette Colbert por It Happened one Night , lo cual Bette nunca perdonó.

Con todo respeto y mi amor por It Happened one Night , creo que Davis debió haber ganado pues ciertamente compone un personaje desde la forma de hablar de Mildred, típicamente cockney , hasta su transformación a lo largo de la película. Y sin embargo, hay algo que no terminó de cerrarme y aclaro aquí que siento que hay algo que no estoy viendo, es decir que asumo que es mi culpa y no de la película. Por momentos creí ver la costura de esa composición, creí ver a la actriz interpretando el personaje en lugar de ver al personaje.

Entonces es una pena que la película no tome su punto de vista en vez del de Philip. Miss Pinkerton - Lloyd Bacon, Joan Blondell y George Brent Brent de nuevo en mi pantalla, juro que es coincidencia jeje protagonizan como Adams una enfermera en busca de aventuras que la saquen de su aburrida rutina en el Hospital y el Inspector de Policía Patten un detective inexperto en su primer caso importante respectivamente.

Billie Eilish - idontwannabeyouanymore - A COLORS SHOW

En definitiva, la galería habitual de personajes en este tipo de misterios. Pero pese a todos los lugares comunes no faltan sombras, manos misteriosas que sustituyen objetos, noches de tormenta y cortes sorpresivos de luz es divertido ver cada pieza caer en su lugar. Hacia el final, la resolución del misterio se convierte en una excusa, ya no es tan importante saber quién es el asesino y sus motivos y el gran acierto de Bacon es tomar un guión débil y convertirlo en una película ligera, pequeña y sin pretensiones.

Puro entretenimiento. Alison Drake Chatterton es la presidente de una compañía automotriz que lucha, en plena Depresión, por incrementar las ventas.

Pero no todo es trabajo en su vida. Y es que todos estos hombres que pululan a su alrededor sólo se interesan en ella por su posición. Esta idea la lleva a abandonar una fiesta tediosa en la que es la anfitriona para dirigirse a un parque de diversiones en donde conoce a un hombre que le interesa George Brent y quien si bien parece sentirse atraído por ella, no se muestra ansioso por conquistarla. Al día siguiente Alison descubre que ese hombre es Jim Thorne, el ingeniero que su empresa acaba de contratar.

Hasta ese punto la película es inconfundiblemente pre-code al proponernos que una mujer pueda asumir una posición de poder en un mundo de hombres sin perder la capacidad de coquetear y seducir a cuanto hombre se le antoja. Incluso se nos permite imaginar que una mujer en esa situación pueda encontrar un hombre a su medida. Mi primera reacción ante este final precipitado fue de estupor.

Qué decepcionante. Es cierto que históricamente Hollywood nos ha contado historias de mujeres independientes, muchas veces profesionales, que viven su vida apartadas de los convencionalismos sociales. Pero al mismo tiempo se nos enseña que ese estilo de vida conlleva un precio a pagar. Decididamente, el mensaje es que no se puede tenerlo todo y que si se pretende la felicidad se debe renunciar al poder sobre el destino propio My Reputation , comentada en la entrada anterior es un ejemplo de este tipo de trama, pero pienso también en Woman of the Year entre tantos otros films.

La chica del parasol

Algo en Female hacía mucho ruido. La puesta en escena es significativa también: Esto refuerza, a mi modo de ver, la interpretación no literal del final de la película. Hay muchos aspectos interesantes en esta película, el mayor de ellos posiblemente sea el personaje de Stanwyck: Jessica es una mujer moderna que durante toda la película hace lo imposible por mantener el equilibrio en los diferentes aspectos de su vida. Se esfuerza por ser respetuosa con su madre Lucile Watson pero sin perder su individualidad; intenta ser buena madre para sus hijos y respetar su desarrollo aunque le duela verlos transformarse en adolescentes; y sobre todo guarda el recuerdo de su esposo pero al mismo tiempo se revela contra las convenciones sociales que le imponen que se olvide de ser mujer por el resto de su vida.

Otro aspecto interesante en My Reputation es el tratamiento de la adolescencia: En el final, sobrevuela la guerra la acción transcurre en , pero no hay demasiada indicación temporal hasta el mismísimo final y la incertidumbre sobre el destino de este romance. Les dejo un abrazo hasta mi regreso, Bet. The Wind El viento - Victor Sjöström, Lilian Gish y un viento imposible dominan esta historia acerca de Letty Gish , una jovencita que viaja hacia el Oeste americano para reunirse con su primo Beverly Edward Earle a quien le une un amor de hermanos.

En el viaje en tren conoce a Wirt Roddy Montagu Love , un comerciante de ganado que se muestra amable e interesado por el bienestar de la joven. Expulsada del hogar de su primo y sin otra alternativa de subsistencia, Letty acepta la propuesta matrimonial de Lige.


  • que actividades hacer para conocer gente;
  • Sígueme por e-mail.
  • conocer gente mayor barcelona.
  • busco mujer soltera en miami.
  • La chica del parasol blanco: Bingo de películas (tercera parte).-?

Pero la noche de bodas dista de ser ideal y una fría cordialidad se instala entre los esposos. The Wind es una película asombrosa. Y hay también una simbología cautivante en la película. The Purchase Price - William A. Wellman, No llegué a esta película buscando una conexión con The Wind y sin embargo a poco de comenzada descubrí que ambas componen una buena sesión doble. Buscando escapar de ese círculo, Joan se marcha a Montreal y allí intercambia roles con una mucama que envió una foto de Joan a su prometido por correspondencia.

Al llegar a destino se encuentra con Jim Gilson George Brent , un granjero pobre, con pocas aptitudes sociales y que para colmo tiene un terrible resfriado. He aquí otra noche de bodas que termina en desastre, con la novia encerrada en el cuarto matrimonial y el novio durmiendo en la cocina.

Luego varias penurias aquí no hay viento pero hay terribles nevadas y un incencio y un acoso sexual otro paralelismo con The Wind Joan y Jim aprenden a amarse y sobre todo a compartir la vida juntos. Se me dio por ver películas de horror del período pre-code. Los invito a perderse conmigo por rincones mal iluminados y poblados por personajes de aspecto siniestro. Por ahora sólo abordaré tres películas, porque me da demasiado miedo hacerlas todas.

Esta versión de Dracula , con su ausencia de elementos explícitamente terroríficos, nos habla de algunos temas típicos del pre-code. En primer lugar, hay un subtexto de homosexualidad y de transmisión de enfermedades venéreas en Dracula que los censores no lograron detener. Los aldeanos de las primeras escenas y el enfermero de la segunda parte saben mantenerse alejados del Conde, pero son el Dr. De este modo, la corrupción de la Sociedad emana - de acuerdo a la visión de los años de la Depresión - desde arriba. Es esta misma clase, pese a sus diplomas y esfuerzos científicos, la que fracasa en la contención del mal Van Helsing, interpretado por Edward Van Sloan, debe valerse de una simple estaca de madera para destruir al vampiro.

Lo que horroriza es el mal pueda colarse en una sociedad bajo una apariencia seductora y pasar inadvertido hasta que es demasiado tarde. Y eso sí que da miedo. Frankenstein El doctor Frankenstein - James Whale, Frente a Dracula , Frankenstein representa un adelanto considerable en términos de calidad general de la película. En este caso, el Monstruo interpretado magistralmente por un Boris Karloff que sin embargo no figura en los títulos iniciales es quien inspira toda la compasión.

El Dr. Meet me in St Louis es una excelente oportunidad para ver a una Judy Garland en plena forma y ese es el segundo aspecto valioso de esta película. Meet me in St Louis fue el primer largometraje que Vincente Minnelli filmó en Technicolor y demuestra que el director tenía sus ideas bien ordenadas desde el comienzo. La película hace gala de un uso maravilloso del color pero también de una cuidadosa cinematografía diseñada conjuntamente con el director de fotografía George Folsey. Hay muchas escenas en las que puede comprobarse este aspecto, pero mi preferida es aquella en la cual Esther le pide a John que le ayude a apagar las luces del comedor después de la fiesta.

Smith calma la tormenta. Hacia el final del segundo episodio el que transcurre en la noche de brujas , el Sr. Smith llega con una nueva no tan buena: Todas las sombras que caían sobre la familia hasta ahora la soltería de Rose, las inclinaciones siniestras de Toottie e incluso algo tan serio como la posibilidad de que la niña pudiera ser abusada por un vecino - sí, extraño tema para un musical se revelan como insignificantes frente a una calamidad concreta con la que la mayoría de los espectadores podemos identificarnos: Cada miembro de la familia tiene su motivo particular para rechazar el proyecto del padre el Sr.

Smith nuevamente se presenta casi como un extraño que viene a romper la armonía familiar y uno a uno abandonan el comedor angustiados… excepto la Sra. Smith Mary Astor. El Sr. Smith comienza a cantar nada menos que Arthur Freed le presta su voz, primero en un tono demasiado alto y luego en el correcto en un hermoso detalle del guión y entonces todos regresan y toman un lugar en torno al piano.

Esta es otra curiosidad navideña, una película extraña e imperfecta que transcurre en épocas festivas. El argumento es bastante simple: El mayor problema que tiene esta película, a mi entender, es que le toma una eternidad encontrar el rumbo casi una hora y veinte minutos y en el camino sacrifica el alma y la calidez que uno espera encontrar en este tipo de films.

Y es que hasta bien avanzada la película los personajes principales permanecen mal delineados y poco atractivos: Pese a lo que acabo de decir, son varios. En primer lugar, los intercambios cómicos, las miradas, las pausas entre David Niven y Cary Grant son imperdibles. En segundo lugar, la participación de tres secundarias de lujo: En tercer lugar, la fotografía brillante y definida de Gregg Toland me gusta particularmente la aparición de Dudley en el despacho del obispo cuando su rostro permanece en penumbras indicando la ambigüedad de sus intenciones.

Esta película curiosísima no es exactamente una película de Navidad, aunque gran parte de la acción transcurre por esa fecha. O, en todo caso, sería una película acerca de la Navidad de los diferentes. La historia transcurre en Greenwich Village en Nueva York, centro de la vida bohemia y de la comunidad homosexual de la ciudad y - en este caso - de la comunidad de brujas y hechiceros también. La premisa de la película es simple: Su pasaporte para ello es Shep Henderson James Stewart , un editor que vive en el piso de arriba y a quien espera enamorar por sus propios medios, sin hechizos.

Pero lo mejor de todo es la sinceridad y naturalidad con la que ambos protagonistas abordan sus escenas juntos: Sólo en ello podemos encontrar motivos maravillosos para ver esta película una y otra vez.

Buscar este blog

Estéticamente tampoco se destaca demasiado, o al menos la edición que conseguí en DVD no le hace justicia, quiero creer que los efectos visuales utilizados para realzar los trucos de magia de Gil y su pintoresco entorno se verían mucho mejor si la película fuera restaurada.

Y sin embargo, no puedo evitar volver a las virtudes de esta película. Como acompañamiento de esta película, preparé la segunda entrega de mi recetario bajas calorías para las fiestas de fin de año, en esta ocasión les propongo una opción de plato principal. George Bailey James Stewart se pasa media película evitando tragedias, pero en este caso me refiero a la secuencia en la cual siendo niño encarnado por Robert J. Anderson evita que el Sr. Gower H. Warner , el farmacéutico para el cual trabaja, envenene por error a un niño enfermo.

Una foto al día. En B/N

Se trata de una secuencia muy compleja en la que Capra presenta varias situaciones decisivas para el resto de la película: Bailey Samuel S. Hinds , desde entonces con problemas con el inspector del banco. Mi segundo momento es la llegada de George a su nueva casa, la noche de su boda con Mary. Luego de utilizar el dinero ahorrado para la luna de miel en garantizar los depósitos de sus clientes, el protagonista llega a la vieja casa con la que Mary siempre soñó y que compró como regalo de bodas para su novio.

Desesperado busca refugio en el bar de uno de sus clientes, el Sr. Martini encarnado por uno de esos secundarios anónimos pero siempre identificables, William Edmunds , y masculla una plegaria. James Stewart tiene muchos monólogos a su cargo en esta película uno de mis favoritos es aquel que pronuncia frente a los accionistas de la compañía de su padre para convencerlos de que no disuelvan la empresa , pero este momento en el cual se deshace en llanto supera a todos. Clarence resuelve mostrarle a George cómo hubiera sido la vida de sus seres queridos si él nunca hubiera nacido.

Ese pueblo encantador que tan bien conocemos nos es mostrado como un lugar tenebroso y hostil, sin lugar para la familia o los buenos sentimientos. Luego de su recorrido del horror por Pottersville, George llega al mismo puente en el que encontró a Clarence e implora vivir de nuevo. Cuando retoma su vida en donde la dejó es recogido por el policía local y llevado con prisa a su casa. Allí se reencuentra con sus hijos y con Mary y pocos segundos después todos aquellos a los que George ayudó desde que era un niño comienzan a llegar con sus ahorros para ayudar a reunir el dinero perdido por el tío Billy.

Por encima del montón de dinero George encuentra un mensaje de Clarence y entonces suenan unas campanillas: En las próximas entregas de este mes presentaré el resto de los platos. Luis Serrano, autor del sitio El cine en que vivimos tuvo la amabilidad de invitarme a contestar un cuestionario sobre cine y crítica para su blog. Si gustan leerlo, pueden encontrarlo aquí. Escribió Hildy Johnson: Para mí también. Wright se aferra a su juego hasta el final, sin perder nunca el hilo.

La pasión de Wright por los planos secuencia encuentra su cauce en esta escena en una forma maravillosa y bastante difícil, para mí, de describir. Simplemente tienen que verla…. Pasada la crisis, Anna acepta una invitación para ir a un baile en el cual Kitty Alicia Vikander , la hermana menor de Dolly, espera recibir la declaración amorosa del Conde Vronsky Aaron Taylor-Johnson.

La chica del parasol blanco: Presentación

Sin embargo todo se desbarata cuando Anna y Vronsky, atraídos el uno por el otro desde su encuentro en la estación de trenes, bailan juntos. Esta escena comienza con una toma impactante, en la cual los invitados de Betsy permanecen inmóviles entre arañas que descienden. Wright quiere a sus personajes a pesar de sus defectos y se esfuerza por humanizarlos.

El discurso con el que Karenin pretende llamar a la prudencia a su esposa resulta ser un buen consejo pero llega demasiado tarde: Anna ya decidió entregarse a su pasión. De esta forma, Wright nos invita a creer en la autenticidad de este romance con un agregado especial: Independientemente de la justicia de la situación, ella sabe que no puede tener a ambos y escoge a su amante antes que a su hijo. Este entorno controlado pero natural al fin, permite a Wright indicar que el amor de Anna por su hijo es genuino pese al tenor de sus decisiones.

admin